lunes, 11 de septiembre de 2017

Corazón dormido

Dime, corazón dormido,
¿quién me despertará?,
¿cuándo, con su carcaj y sus flechas,
vendrá mi amigo?

- Embárcate, marinero,
que no serás el primero,
pero si Amor te acompaña,
sí el último.

Sus brazos son mi barco,
navego seguro en él,
su sonrisa mi divisa,
la enseña de mi bajel.

Sus besos me arrastran,
como los vientos alisios,
de un extremo a otro
de mi paraíso.

Pedro Casas Serra

No hay comentarios:

Publicar un comentario